Revalido el título de Campeona de España Master de Laser Radial


Luchar hasta el último metro de la línea de llegada

El segundo fin de semana del mes de junio revalidé, en aguas del Centro de Alto Rendimiento de los Alcázares (Murcia), mi tercer Campeonato de España Master consecutivo de la categoría Laser radial. Fue un Campeonato muy duro por las exigentes condiciones físicas, ya que el viento sopló por encima de los 15 nudos prácticamente en las 7 regatas celebradas.

Pasados unos días, y con la cabeza fría, ya puedo hacer balance de las claves del éxito y de los aspectos que debo mejorar para un futuro. Personalmente, y siendo una de las regatistas más ligeras de la flota, cosa que no beneficia con fuertes vientos, creo que la clave de mi excelente resultado fue el luchar metro a metro, no dar nunca nada por perdido y entregarlo todo hasta el último metro de la línea de llegada.

A pesar que las capacidades técnicas muchas veces son las que marcan las diferencias, la fortaleza mental, la capacidad de concentración, la autoestima y el darlo todo punto a punto, minuto a minuto son fundamentales y decisivas en muchos deportes. Cuántas veces hemos visto jugadores de tenis excelentes en técnica que no pueden rendir al máximo o pierden puntos o sets en momentos claves del partido por la cabeza. Y es esa actitud, actitud de Rafa Nadal, por ejemplo, que no se rinden nunca, que no dan una bola per perdida, las que refuerzan el carácter de un gran jugador y minan la moral del adversario.

Cuando entreno a mis alumnos en la Escuela de Vela del Club Nàutic el Masnou siempre les digo que las habilidades son muy importantes pero que lo que marca la diferencia es la actitud. Ayer por ejemplo, un regatista joven de unos 16 años, no contento con su rendimiento en los entrenamientos del día, decidió abandonar de malas maneras el entrenamiento, sin obedecer al entrenador e ignorar la llamada que éste le hacía para detenerlo del abandono. Hoy le recriminaré su actitud y le haré hacer ver que debe saber escuchar y tener la cabeza fría para aceptar la crítica y seguir luchando aun cuando es el típico día que no das pie con bola.

Mi Campeonato de España no fue el soñado porque mi condiciones favoritas son de 7 a 12 nudos y soplaron por encima de 15 nudos, pero la verdad es que ganar en estas condiciones adversas me ilusiona más porque el esfuerzo es máximo, porque pone a prueba mi garra, capacidad de entrega, sufrimiento y sobretodo porque luché todas las regatas hasta el último metro de la línea de llegada.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *