¿Actividad física o entrenamiento en pacientes diabéticos? Parte III 1


Hola a todos. Comentábamos en la entrada anterior el trabajo de fuerza y flexibilidad en el individuo diabético

En esta entrada me gustaría desarrollar con vosotros cómo debemos programar el entrenamiento en programas multicomponentes, sin duda, los más fisiológicos eficaces….y ¿por qué no? Los más amenos de realizar.

Ejercicio físico con multicomponentes

Los programas multicomponentes (resistencia, equilibrio, fuerza y flexibilidad)  tienen cada vez más resultados favorables ajustándose a las características, necesidades y limitaciones del paciente donde deben incluir aumentos graduales de volumen, intensidad y complejidad en los ejercicios de resistencia cardiovascular, fuerza y flexibilidad.

La adherencia es fundamental debiendo de empezar el programa de forma progresiva con sesiones fáciles y agradables para poco a poco ir aumentando con la adaptación del paciente al ejercicio.

Hemos de controlar la hora de hacer ejercicio y evitar periodos de máxima absorción y acción de la insulina en pacientes tratados con medicamentos. Si hacemos las sesiones en la misma franja horaria será más fácil educar al paciente en su toma de medicamentos y podrá realizar mejor un control glucémico.

Cuando la percepción de fatiga  en el ejercicio sea alta deberán disminuir-interrumpir  dicha actividad física y consultarlo con su médico; así mismo si se produce algún síntoma adverso durante o como resultado del ejercicio será necesario parar el entrenamiento.

Pero sin duda alguna y sin entrar en discusiones de que modalidad de ejercicio hacer, deben realizar ejercicio, el que más les agrade y les proporcione suficiente satisfacción como para continuar.

Recomendaciones especiales:

  • Hiperglucemia

No realizar ejercicio si  la glucemia es mayor de 250 mg/dl y hay cetoacidosis.

  • Hipoglucemia

En pacientes que toman secretagogos de la insulina la actividad física puede causar hipoglucemia si no se modifica las dosis del medicamento o la ingesta de hidratos. Ingerir carbohidratos adicionales si la glucemia pre-ejercicio es menor de 100mg/dl

  • Retinopatía proliferativa o no proliferativa severa

No está indicado el ejercicio de fuerza

  • Neuropatía periférica

Ejercicios de no impacto de las articulaciones de miembros inferiores: natación, bicicleta, ejercicios con brazos…

  • Albuminuria y nefropatía diabética

Pueden realizar ejercicio, de acuerdo con el grado de lesión renal, procurando no ser demasiado restrictivos

Bien, con esto hemos dado un pequeño repaso en términos muy generales al programa de actividad física del individuo diabético, no obstante, cada uno de los programas ha de ser individualizado, como nos gusta decir aquí “realizar el traje a la medida” que mejor se adapte a las necesidades de cada uno

Como os digo siempre, de cualquier manera en el brazo móvil de la cuenta Twitter @RaquelBlascoR iremos dando notas relacionadas con la actividad física, deporte y salud

Hasta la siguiente entrada, como siempre. Buen entreno!


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una idea sobre “¿Actividad física o entrenamiento en pacientes diabéticos? Parte III