¿Actividad física o entrenamiento en pacientes diabéticos? Parte I 1


Hola a todos. ¡Empieza la temporada! Y empezamos con mucho brío.

En estas entradas me gustaría comentar con vosotros la importancia que tiene la actividad física en el paciente diabético….mejor dicho seguir insistiendo en la vital importancia que tiene la actividad física para el paciente diabético

La actividad física de pacientes diabéticos se basa en dos pilares fundamentales:

1) Conocimiento de la enfermedad, así como de los efectos secundarios de los fármacos que se prescriben para su control; y

2) Conocimiento de la fisiología del ejercicio, incluidos los conceptos fundamentales del proceso del entrenamiento.Solo así, seremos capaces de diseñar los programas de ejercicio más adecuados. De la misma forma que el médico dosifica los fármacos de manera individual, no solo en función de la enfermedad, sino en cómo ésta afecta al paciente, también debe prescribir “ejercicio terapéutico” con las mismas premisas, con el fin de lograr al tiempo la máxima eficacia y la mayor seguridad para el paciente. Tanto la intensidad, frecuencia, modo y duración del ejercicio aeróbico, como la de los episodios anaeróbicos deben individualizarse.

Los objetivos del ejercicio en diabéticos aparte de un mejor control glucémico van encaminados a una reducción del riesgo cardiovascular y a una disminución del peso y grasa corporal así como a una mejora en el nivel físico y psíquico.

El entrenamiento aeróbico combinado con fuerza se recomienda como parte de un programa de estilo de vida en diabéticos. De esta manera, tanto el ejercicio aeróbico como el de fuerza van a variar su volumen e intensidad según los objetivos a cumplir

¿Cuáles son los objetivos que pretendemos cumplir en el paciente diabético y cómo los conseguiremos?

Control glucémico:

Para ello, lo más indicado son 150 minutos al 50-70% de su frecuencia cardiaca o 90 min  > 70% de su frecuencia cardiaca máxima.

Aquí me interesa recordar que la frecuencia cardíaca máxima se obtiene con la siguiente formula:

220 – Edad del individuo (expresada en años) para varones

225 – Edad del individuo (expresada en años) para mujeres

Dado que la duración de la sensibilidad a la insulina generalmente no va mas allá de las 72 horas se recomienda que no haya más de 2 días consecutivos sin actividad aeróbica (frecuencia minima de 3 veces por semana).

Reducir el riesgo cardiovascular:

Más de 4 horas/semanales de actividad física moderada y/o ejercicio de fuerza

Mantener a largo plazo una pérdida de peso:

7 horas/semanales de actividad física aeróbica de moderada a intensa

Dejaremos para la siguiente entrada cómo debemos programar el trabajo de fuerza y la flexibilidad así como las situaciones especiales que van a requerir una atención diferente En cualquier caso en el brazo móvil de la cuenta Twitter @RaquelBlascoR iremos dando notas relacionadas con este tema y otros relacionados

Hasta la segunda parte, como siempre. Buen entreno!


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una idea sobre “¿Actividad física o entrenamiento en pacientes diabéticos? Parte I