Ayudas ergogénicas en el deporte II 1


Das mich nicht tötet, bildet mich stärker.

“Lo que no me mata, me hace más fuerte”, comentó Friederich Nietzsche. Esto es especialmente notable en el campo deportivo. En el área de la ayuda ergogénica se han ido realizando (muchas veces de manera empírica) cientos de pruebas, en la búsqueda de la excelencia del rendimiento físico.

El uso de suplementos nutricionales se ha extendido ampliamente en la población general, por la creencia de que pueden compensar las deficiencias derivadas de los malos hábitos alimentarios y un estilo de vida cada vez más exigente. Los deportistas se han sumado a esta cultura de uso de suplementos.

La mayoría de los estudios sobre las prácticas de la dieta de los atletas hacen referencia a que los suplementos nutricionales son de uso común. Las prácticas de suplementación varían mucho no solamente entre diferentes deportes, sino además a nivel individual entre los diferentes deportistas. Existen referencias, de que al menos algunos atletas, usan una gran cantidad de suplementos simultáneamente, a menudo en dosis que son muy elevadas en comparación con la ingesta diaria normal.

Sin duda, los suplementos pueden ayudar a los atletas a mejorar su rendimiento, sin embargo, en la actualidad existe escasa regulación en la industria de la suplementación nutricional y ello permite que los deportistas sean literalmente bombardeados con campañas publicitarias que exageran o inventan literalmente, beneficios (no demostrados en absoluto) derivados del uso de estos complementos.

Por otro lado, en numerosas ocasiones, el atleta se ve impulsado a consumir estos aportes, aun de forma empírica, en el conocimiento de que sus competidores los están tomando y por lo tanto, por temor a quedarse fuera de los potenciales beneficios que podrían derivarse de su uso.

Los resultados de esta carrera en el uso de las ayudas ergogénicas nutricionales son:

-Un discreto pero real riesgo de resultados positivos en los controles de dopaje.

-Gasto innecesario de dinero en productos que realmente no tienen ninguna utilidad

-Gasto innecesario de tiempo y dedicación a ayudas ergogénicas que no sirven y alejan y distraen de los factores que realmente mejoran el rendimiento y la salud del deportista.

Afortunadamente, en la actualidad, los conocimientos han avanzado extraordinariamente y, al comprobar que los nutrientes consumidos se metabolizan dando energía para la contracción muscular, se hace evidente que las manipulaciones de la dieta pueden tener influencias tanto negativas como positivas sobre el rendimiento deportivo, permitiéndonos por tanto, utilizar los aportes nutricionales como ayudas ergogénicas realmente útiles para incrementar el rendimiento físico.

Haciéndonos eco de la necesidad de documentación e información al respecto es por lo que en el blog “Entrenamiento y nutrición” plantearemos a lo largo de las siguientes aportaciones una revisión a las ayudas ergogénicas más usuales.

Hasta entonces, os deseo lo mejor y como siempre: ¡Buen entreno!

Raquel Blasco Redondo (Médico especialista en Medicina Interna)

VER ARTÍCULO ANTERIOR Ayudas ergogénicas en el deporte


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una idea sobre “Ayudas ergogénicas en el deporte II