Ayudas ergogénicas en el deporte (III)


El médico en el deporte

La base de la aplicación de cualquier suplementación dietético-nutricional es, sin duda, la comprensión de las necesidades nutricionales y los efectos fisiológicos del ejercicio. Aunque existe interés en la composición o formulación de algunos suplementos nutricionales, el interés real y último se encuentra en educar al deportista a comprender y alcanzar sus necesidades nutricionales en cada situación específica del deporte practicado.

Por estos motivos, cada vez más el médico responsable de la salud de un deportista o colectivo de ellos, debe de tener siempre presentes los siguientes objetivos:

1 Plantear un buen uso de suplementos y alimentos deportivos especiales como parte de los planes específicos de mejora del rendimiento deportivo.

2 Asegurarse de que los suplementos y alimentos deportivos se utilizan correctamente y de manera adecuada para ofrecer el máximo de beneficios para el sistema inmunológico, la recuperación y el rendimiento.

3 Proporcionar a los atletas la confianza de que reciben los consejos de vanguardia y lograr que ellos mismos posean “el arte” de  llevar a cabo de forma correcta sus pautas de nutrición y suplementación.

4 Minimizar el riesgo de uso de suplementos que pudiera conducir a una infracción en materia de dopaje (aunque sea involuntaria).

Con esto, quedan planteados los derroteros que seguirá el blog en los próximos meses. Nos iniciaremos con las ayudas ergogénicas nutricionales e iremos avanzando por otros campos ergogénicos mucho más sofisticados.

Como siempre: ¡Buen entreno!

Raquel Blasco Redondo (Médico especialista en Medicina Interna)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *