Walter Bonatti, el mejor alpinista de todos los tiempos 1


El pasado día 19 murió el mejor alpinista del mundo Walter Bonatti, al que le ofrecemos un post especial, con todo de referencias para que lo encontréis en Internet.

Éste deportista nos deja sus experiencias recopiladas en un maravilloso libro titulado “Montañas de una vida” del cual hablan de una forma muy sensible en éste artículo del blog  Lecturas Inquietantes – Walter Bonatti, Montañas de una vida

En el diaro AS nos ofrecian como final de la notícia de su fallecimiento, un comentario de Reinhold Messner, amigo íntimo de Walter Bonatti

“fue uno de los más grandes alpinistas de la historia, el último escalador tradicional, muy fuerte en todas las disciplinas. Pero, sobre todo, una persona hermosa, tolerante y cariñosa. Walter nos dejó un gran legado espiritual, el de un hombre limpio en los hechos ocurridos en el K2 y por los que fue difamado durante 50 años, pero al que al final de todo se le ha dado la razón”.

En este fenomenal artículo titulado “Walter Bonatti, montañas maestras” de hace dos años, encontramos un repaso por los distintos aspectos de la vida de Bonatti, como alpinista, periodista y ser humano. Lo que más nos llama la atención son las frases que hay recopiladas en el texto, en las que podemos descifrar, su visión propia del mundo, del alpinismo y de la vida.

Con unas palabras suyas nos despedimos de éste referente, que sin duda ha pasado tanto a la historia del alpinismo, del mundo, y a la nuestra al aprender del conocimiento que quiso compartir con todos.

“Ahora todo ha cambiado. Se ha matado la curiosidad por lo imposible”

“La montaña puede enseñarnos a ser mejores, siempre que uno quiera mejorar. El valor de la curiosidad, de la aventura, reside en la naturaleza. Actualmente las escuelas de montaña se dedican más a mostrar la técnica que el espíritu. También es cierto que he tenido la suerte de vivir en la mejor época para el alpinismo”

“[…]La amistad es lo más importante en la montaña”

“Nunca quise tener hijos en mi época como alpinista. No hubiese podido soportar la incertidumbre de la muerte si hubiese tenido que preocuparme del futuro de alguien más”

“No llegué nunca a congeniar con el concepto de cobrar por una ascensión que debería compartirse simplemente por cariño hacia quien te acompaña”



Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una idea sobre “Walter Bonatti, el mejor alpinista de todos los tiempos

  • Sandro

    No sé si “en realidad” fue Walter Bonatti “el mejor alpinista de todos los tiempos”. Es más, dudo incluso acerca de la pertinencia de la proposición, entre otros motivos, porque la misma no lleva implícito un criterio inequívoco, preciso, acerca de lo que debe entenderse por “mejor” y sobre todo en el contexto casi intemporal en que se lo inscribe… Debo decir enseguida, igualmente, que alpinistas más dotados que Bonatti, sea desde lo físico, sea desde lo técnico, o desde ambas vertientes, los ha habido, los hay y con toda seguridad seguirán apareciendo en lo porvenir. Pero esta realidad, ¿es suficiente como para relegar al gran alpinista italiano de la primera línea, por no hablar ya del primer puesto en absoluto? Con la misma certeza que antes respondo: en absoluto. Porque , si dirimir quién fue el mejor de todos los tiempos puede revelarse un juego sin sentido, (hasta que no se especifiquen y precisen los criterios y las FORMAS con que esos criterios deberían ver la luz y concretase), no lo es, sin embargo, el catalogar y clasificar, prima facie, a la elite de la elite, si se me permite la exageración lingüística, porque en su misma vastedad, cabrían allí nombres que nadie podría contestar que estuvieran, como los de H. Buhl, R. Messner, J. Kukuczka, E. Loretan, o, el nuevo superastro suizo de nuestros días dispuesto a hacer añicos cuanto récord esté a su alcance… La plusvalía por un lado, y la plurivalía por el otro, de que hizo gala Walter Bonatti en todo su quehacer deportivo fue de tal magnitud, de tan vasta envergadura, que bien podría sobrevivir victorioso a toda la pléyade de escaladores “fuoriclasse” que presagiaron su venida o que siguieron su señera estela luminosa. Así que, finalizando, seguramente si la afirmación “Walter Bonatti fue el mejor alpinista de todos los tiempos” peca de cierto chauvinismo subjetivista no me parece menos cierto que, de cambiar el nombre propio por alguno de la estelar lista anterior o de varios más omitidos, la sensación de chauvinismo no haría más que crecer y agravarse.