Alimentos adecuados para el deportista en Navidad 2


Llega la Navidad y en esta época es muy común la abundancia de alimentos que no son muy recomendables  junto a nuestro entrenamiento. Los menús suelen un alto contenido en grasas y azúcares.

Proponemos algunas claves para deleitarse en las comidas de Navidad, sin perder los progresos que hemos conseguido con  nuestro entrenamiento.

– Es importante incluir en estas fechas más frutas y verduras

– No picar  cuando  estamos cocinando el menú para Navidad: comer algo bajo en grasas antes de ponernos  a cocinar y así evitamos el impulso  de picotear.

– Incluir en el menú de Navidad aperitivos bajos en calorías. Por ejemplo: marisco, vegetales o jamón ibérico.

– Evitar el alcohol. Beber vino tinto antes que cerveza, sidra, cava o champán.

– Lo más complicado es contenerse con los dulces de Navidad, intentar  que las raciones no sean muy grandes.

– Como primer plato ensalada o sopas

– Como plato principal se puedes escoger entre:

Pescado

  • Trucha: Rica en vitaminas B12, B3, D, B6, E, selenio, proteínas, potasio, fósforo, calcio, yodo. Vitamina E presente en la trucha le da  propiedades antioxidantes que ayudan protegiendo a las células y aumentando la respuesta defensiva de éstas. Esta vitamina ayuda al organismo frente a la destrucción de ácidos grasos, vitamina A, vitamina C y selenio.
  • Rodaballo alto contenido en selenio, yodo, proteínas, agua, vitamina B3, magnesio y vitamina B12. El magnesio contenido en el rodaballo ayuda a mejorar tanto el tono muscular como el neuronal, facilita la transmisión de los impulsos nerviosos, y la contracción y relajación de los músculos.

Carnes:

  • Pato: Sus principales componentes nutricionales son: vitamina A, sodio, vitamina B2, vitamina B12, selenio, ácidos grasos saturados, hierro, vitamina B9, cinc, vitamina B3, fósforo y proteínas.  Su aporte en vitamina B3 contribuye a la transformación de energía a partir de hidratos de carbono, proteínas y grasas, estabiliza los niveles de glucosa y ácidos grasos en sangre, además de colaborar en el buen estado del sistema nervioso.
  • Faisán: nutricionalmente, es un alimento con un alto contenido en vitamina B3, vitamina B6, proteínas, fósforo, selenio, agua. El selenio contenido en el faisán fortalece la protección contra enfermedades cardiovasculares a la vez que estimula el sistema inmunológico. Por su contenido en selenio, el faisán mejora la protección contra enfermedades cardiovasculares a la vez que estimula el sistema inmunológico. La acción de este nutriente guarda relación con la actividad de la vitamina E.
  • Perdiz: tiene un importante aporte vitamina B6, vitamina B3, proteínas, hierro, selenio, agua.
    La perdiz ayuda en la renovación de las células sanguíneas, facilitando la transferencia de oxígeno desde los pulmones hacia los diferentes órganos, como los músculos, el hígado, el corazón o el cerebro. El hierro también aumenta la capacidad de nuestro organismo  ante enfermedades, reforzando las defensas frente a los microorganismos.

Por último,  y no menos importante ¡¡¡Felices Fiestas a tod@s!!!


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 Comentarios en “Alimentos adecuados para el deportista en Navidad