Conceptos básicos sobre nutrición: Las grasas 1


En el post anterior con este mismo título, nos centramos principalmente en explicar las características y tipos de hidratos de carbono. Hoy nos centraremos en otros nutrientes esenciales y básicos de nuestra dieta, que por motivos varios, han adquirido mala fama, los lípidos o grasas.

Los lípidos desempeñas multitud de funciones en nuestro organismo, siendo algunas de las más destacas la reserva energética, el transporte de diferentes compuestos orgánicos a través de la sangre o su uso como precursores de hormonas, ácidos estomacales y vitaminas. Así que como deducirás, no son únicamente unos enemigos de la belleza a los que combatir.

Ahora bien, de lípidos hay de muchas clases, des del punto de vista alimentario, los más importantes son los triglicéridos, también conocidos simplemente como grasa. A veces pueden ser visibles en los alimentos como en el caso del aceite o la grasa del cerdo. Otras veces no son visibles ya que están mezclados en los alimentos como en el caso de la leche o la carne. Los triglicéridos son principalmente de origen animal, exceptuando los aceites que son “grasa” de origen vegetal.
También encontramos en el organismo otra ‘familia’ de lípidos llamados lípidos complejos, que tienen una función básicamente estructural.
El colesterol, otra sustancia lipídica importante, se encuentran en todas las células de nuestro cuerpo formando parte de la membrana que retiene su líquido interior (líquido amniótico) y proporcionándoles cierta rigidez. Aunque el colesterol tiene muy mala fama, estudios recientes apuntan a que la inactividad física y el sedentarismo, son mas culpables de la mayoría de ataques al corazón y trombos (coágulos de sangre que pueden taponar arterias y venas), que el colesterol que proviene de la dieta.
Otras moléculas lipídicas que cabe mencionar son los ácidos grasos, estos pueden formar parte de triglicéridos, y lípidos complejos. Los clasificamos en ácidos grasos saturados, comunes en animales terrestres y limitados en una dieta sana y equilibrada, los ácidos grasos insaturados, que los encontramos principalmente en aceites y en alimentos de origen vegetal y son más recomendables. Y los ácidos grasos poliinsaturados o esenciales (los famosos omega 3 y omega 6), presentes en gran cantidad en el pescado azul y que reducen el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Para terminar cabe aclarar que en una dieta equilibrada se recomienda que el aporte calórico proveniente de lípidos, sea de entre un 20 y un 30 por ciento del total. Pero ojo, un gramo de grasa contiene más del doble de kilocalorías que uno de hidratos de carbono, así que la cantidad real debe ser mucho menor.

Salud, y hasta la próxima.

Para saber mas:

LOS LÍPIDOS O GRASAS. Boletín oncológico

Lípidos – Grasas en la nutrición


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un comentario en “Conceptos básicos sobre nutrición: Las grasas