Los minerales en el organismo 7



Al hablar de minerales, lo primero que nos suele venir a la cabeza son aquellas piedras tan vistosas, con variedad de colores y texturas, y con propiedades que a veces pueden parecer un tanto místicas. Lo que generalmente no tenemos tan claro, es el papel que desempeñan estos en el organismo, y en particular en la nutrición.

En la naturaleza existen gran cantidad y variedad de minerales, pero en lo relativo al cuerpo humano, se han descrito aproximadamente veinte que son esenciales para el correcto funcionamiento de este, y que se clasifican en dos grandes grupos en función de la cantidad en que los encontramos en el organismo; Los Macrominerales y los microminerales o oligoelementos. Esta distinción no supone que unos sean de mayor importancia que los otros, los minerales de ambos grupos son igualmente necesarios para la vida.

Los minerales, como las vitaminas, son compuestos que no aportan energía al organismo (como si lo hacen los Hidratos de carbono, los lípidos. y las proteínas), pero son muchas las funciones que realizan, regulan procesos físicos y forman parte de la estructura de muchos tejidos. Constituyen huesos y dientes (calcio, fósforo, y magnesio), controlan la composición de los líquidos corporales e intervienen en el mantenimiento de la presión sanguínea y del equilibrio ácido-básico del cuerpo (sodio, cloro, potasio) y forman parte de proteínas que tienen un importante papel en los procesos de obtención de energía (hierro, cinc, fósforo). A diferencia de las vitaminas, que pueden ser fácilmente destruidas, los minerales son elementos inorgánicos que siempre mantienen su estructura química, no se destruyen por el calor, el oxígeno o los ácidos, y únicamente pueden perderse en el proceso de lavado de los alimentos, o en el agua utilizada para cocerlos si no la consumimos. Por lo tanto, no requieren un cuidado especial cuando los alimentos que los contienen se someten a procesos culinarios.

La mejor manera de garantizar un aporte suficiente de minerales, es realizar una dieta lo más variada posible, comer frutas y verduras de todo tipo, así como carne, pescado, lácteos y cereales. Cuanto más variada sea una dieta, más rica en minerales será.

En próximos artículos, revisaremos uno a uno los principales minerales, para conocer así sus funciones y los alimentos donde podemos encontrarlos.

Para saber más:

Dieta y nutrición; Minerales

La importancia de los minerales en la dieta de un deportista


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 ideas sobre “Los minerales en el organismo