Qué es el Glutamato


El Glutamato Monosódico, también conocido como E-621 o MSG, es un aminoácido que, normalmente, lo ingerimos de manera natural y en pequeñas cantidades en las proteínas de la dieta o como aditivo.

glutamato

El GSM es una sal derivada del ácido glutámico en la que está presente el sodio y que, al añadirla en la comida es detectada por las papilas gustativas como umami (el quinto sabor), potenciando el sabor del alimento.

Se utiliza como aditivo para mejorar el sabor de los alimentos procesados. Hace que los congelados y las carnes tengan un sabor más fresco y quita el sabor metálico de los alimentos enlatados. Básicamente, el glutamato engaña a nuestro cuerpo, haciendo creer que la comida tiene más sabor y es más rica en nutrientes.

¿Por qué se debe evitar?

Este aditivo modifica el patrón de comportamiento del apetito así como la saciedad, produciendo un aumento de la voracidad. Su consumo excesivo, es decir, el que no se encuentra naturalmente en los alimentos, puede causar dolores de cabeza, migrañas, espasmos musculares, náuseas, alergias e irregularidades cardíacas. Pues se trata de una neurotoxina que daña el sistema nerviosp y estimula de más las neuronas, sometiéndolas a un estrés que peude conducir a la muerte de éstas a causa del agotamiento producido. Al consumir alimentos con glutamato añadido, hace que los niveles de GMS en sangre aumenten, y sean más altos de lo que deberían ser, creando malestares físicos y nocivos.

Síndrome del restaurante chino

El Glutamato se víncula al Síndrome del restaurante chino,  que responde a un conjunto de síntomas que algunas personas padecen al ingerir comida china. Los síntomas más comunes son:

  • Enrojecimiento de la piel
  • Cefalea
  • Sudoración
  • Entumecimiento o ardor en la boca
  • Hinchazón facial

Cómo evitar el GMS

Para evitar consumir un exceso de glutamato, se debe seguir una dieta natural y fresca. Pues es esencial para evitar al máximo el glutamato monosódico ya que el GMS se encuentra en casi todos los alimentos procesados; es preferible utilizar condimentos básicos como la sal, la pimienta u otras especias y hierbas frescas que aportan sabor a los alimentos.

Cocinar en casa antes que consumir comida precocinada o comer en restaurantes es una mejor y  saludable opción si se quiere evitar el GMS, de esta manera se controla lo que entrará en el organismo.

A la hora de hacer la compra, es importante comprar alimentos frescos y evitar al máximo los enlatados y procesados y, sobretodo, es importante leer con atención el etiquetado de los productos ya que el glutamato puede mencionarse de muchas maneras en una etiqueta.

También hay que evitar los productos no alimenticios que contengan glutamato, como pueden ser jabones, cosméticos, vitaminas, suplementos y algunos medicamentos.

Enlaces de interés:

Medline Plus

 

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *