Suplementación con bromelina en el daño muscular producido en el ejercicio físico excéntrico. Estudio Bromesport 7


Hoy hablamos de los efectos de la suplementación con bromelina en el daño muscular que se produce durante la realización de ejercicio físico con componente excéntrico.

Sin entrar en muchos detalles, la bromelina es una endoproteinasa, cisteinproteasa. Las proteasas son enzimas que presentan efectos antiinflamatorios y antiedematosos gracias a su capacidad para iniciar el catabolismo proteico a través de la hidrólisis de los enlaces peptídicos que unen los aminoácidos en una cadena polipeptídica. Esto es, rompen los enlaces proteicos de las proteínas y las degradan. La fuente de obtención de este enzima es el extracto de la planta de la piña (tallo y  fruto inmaduro).

Conocemos que la bromelina presenta una acción antiedematosa al digerir la fibrina permitiendo así la eliminación del edema y por otro lado una acción antiinflamatoria ya que inhibe selectivamente la generación de tromboxano (proinflamatorio) desequilibrando la ratio Tromboxano/Prostaciclina (PGI2) a favor de la prostaciclina (antiinflamatoria). Así mismo, es capaz de disminuir los niveles de Ciclooxigenasa2 (COX2), reduciendo así la inflamación inhibiendo la cascada del ácido araquidónico. En otras palabras, se comporta como un antiinflamatorio endógeno, producido por nosotros mismos.

Sabemos también por otras entradas en este blog, que el ejercicio físico con componente excéntrico produce DOMS o dolor muscular de aparición tardía generados por los microtraumas y rupturas musculares que son las responsables de iniciar el proceso inflamatorio y el edema subsecuente y además generar la pérdida de fuerza que acompaña a este proceso durante al menos 2-3 días.

Teniendo en cuenta esto, pensamos que se podía intentar aplicar bromelina con el fin de reducir este daño muscular. El objetivo, por lo tanto, es evaluar si la bromelina podía resultar útil para disminuir la clínica asociada con el DOMS y facilitar la recuperación de la fuerza muscular tras un trabajo excéntrico. Hemos  observado que la bromelina:

-Es eficaz para disminuir el dolor asociado al DOMS en todas las fases, especialmente a las 48 horas post lesión, favoreciendo una disminución más rápida del dolor.

-Previene y neutraliza el edema intramuscular agudo producido en la realización de un ejercicio con componente excéntrico.

– Disminuye la pérdida precoz de la fuerza explosiva elástica tras la realización de un ejercicio con componente excéntrico, acelerando la recuperación tisular tras la lesión.

Estos resultados demuestran que la suplementación con bromelina previene la citolisis precoz, favoreciendo así la regeneración en fases muy tempranas de la lesión muscular y manteniendo su efecto en la fase inflamatoria de la lesión. Todo esto permite mejorar la recuperación muscular y disminuir las lesiones relacionadas con el trabajo físico con componente excéntrico.

De esto, podemos obtener datos respecto a las dosis adecuadas, momentos óptimos de utilización, indicaciones, pautas de uso, etc., que trataremos en la siguiente entrada. Hasta entonces, como siempre: ¡Buen entreno!


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 ideas sobre “Suplementación con bromelina en el daño muscular producido en el ejercicio físico excéntrico. Estudio Bromesport

  • Toni Sánchez

    Con este estudio se han acabado las excusas con Fortilase.
    Tenemos evidencias suficientes para defender la efectividad de la Bromelina en suplementación para el daño muscular producido por el ejercicio físico excéntrico.

  • Raquel Blasco

    Lo primero, muchas gracias, Luis, por hacernos esa pregunta.

    Es para mí y para el resto de los compañeros de equipo de investigación, un orgullo y una alegría poder haceros partícipes de los nombre de todos los miembros de este grupo de trabajo tan espléndido del que he tenido la suerte de formar parte.

    Por parte de la Facultad de Ciencias del Deporte de Castilla La Mancha en Toledo, el responsable de equipo es el Dr José Fernando Jiménez Díaz Doctor en Medicina y Cirugía. Laboratorio de Rendimiento y Readaptación Deportiva. Facultad de Ciencias del Deporte. Universidad de Castilla la Mancha. (Toledo) y los restantes miembros son: Dr Jacobo Ángel Rubio Arias Doctor en Ciencias del Deporte. Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. Universidad Católica San Antonio de Murcia, Dr Domingo Jesús Ramos Campo Doctor en Ciencias del Deporte. Laboratorio de Rendimiento y Readaptación Deportiva. Facultad de Ciencias del Deporte. Universidad Pontificia de Salamanca y Dña Paula Esteban García Licenciada en Ciencias del Deporte. Laboratorio de Rendimiento y Readaptación Deportiva. Facultad de Ciencias del Deporte. Universidad de Castilla la Mancha.

    Por parte de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Europea Miguel de Cervantes (UEMC) de Valladolid la responsable de equipo es la Dra Raquel Blasco Redondo Doctora en Medicina y Cirugía. Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. UEMC y los restantes miembros son: Dr David García López, Doctor en Ciencias de la Actividad física y del Deporte. UEMC, Dr Juan Azael Herrero Alonso, Doctor en Ciencias de la Actividad física y del Deporte. UEMC, Dr Pedro Jesús Marín Cabezuelo, Doctor en Ciencias de la Actividad física y del Deporte. UEMC, D. Juan Martín Herrero, Licenciado en Ciencias de la Actividad física y del Deporte. UEMC y Dña Arantxa Ayllón Sánchez, Licenciada en Ciencias de la Actividad física y del Deporte. Laboratorio de Fisiología. UEMC

    Parte integrante y fundamental de este grupo de trabajo es la Dra Anna Anguera Vilá Doctora en Medicina y Cirugía. Dpto. médico. Rottapharm SL. Barcelona.

    En el tiempo que duró el estudio todos aprendimos mucho y fundamentalmente, cada uno aportamos lo que mejor sabíamos hacer en cada una de nuestras áreas de conocimiento. Fue, y lo digo orgullosa, un auténtico trabajo en equipo.

    Un saludo cordial en nombre del equipo Bromesport